corregida

¡Buenos días!
Poco a poco se avecina el verano y los días de sol cada vez se dejan ver más. Y no se vosotros, pero ¡a mí me provocan una necesidad de llevar colores muy irresistibles! Así que hoy os traigo un DIY bien colorido e inspirado en dos de las tendencias en joyas de este verano: la maxi joya i la joya étnica.

Los materiales que he utilizado son de lo más fácil de encontrar en cualquier cajón olvidado de vuestra infancia: pulseras que imitan ser de bronce, hilos de algodón que de peque usaba para hacer pulseras y abalorios de madera.

Y el proceso no puede ser más sencillo, pero se necesita muuucha paciencia. Se trata de anudar el extremo del hilo en una pulsera y enrollarlo hasta cubrir toda la superficie. En mi caso le di dos vueltas para que tuviese un mejor acabado. Y al finalizar se sella todo con una gotita de pegamento instantáneo.

medioHaciendo este primer paso se consigue unos cuantos brazaletes de colores, pero sin ninguna gracia. El último paso para conseguir el maxi brazalete es unir las pulseras con los abalorios de madera. Para ello he utilizado hilo de pescar, con éste se hace un nudo en el primer brazalete, se pasan los dos cabos por una de las bolitas y se hace un nuevo nudo en otro de los brazaletes. Con este movimiento se consigue crear una especie de torre hecha de pulsera, abalorio, pulsera, abalorio…

medio2
Se necesita tiempo y paciencia, pero el resultado es un complemento bien vistoso y perfecto para el verano.

Un saludo a todos y buen finde!