Los pichis… No hay prenda que me transporte más a la niñez. Son esos vestidos sin mangas, sencillos, ideales para llevar sobre un jersey y que tanto pueden recordar a un uniforme escolar. La masa se divide en amantes de la prenda y detractores. Yo sin duda soy una enamorada de estos vestidos tipo peto, eso sí, con unas buenas botas que rompan completamente con su lado naif.

El otro día los chicos de Trozos & Telas me ofrecieron su amplia colección de telas para un tutorial. Y aquí nos encontramos. Hoy os muestro como hacer un pichi sencillo, ideal para principiantes.

La tela escogida fue esta Villela de cuadros estilo Burberry. Una tela finita de algodón y poliéster. Todo un clásico.

Los materiales necesarios son:

  • 1m de tela (dependerá de la talla que vayáis a hacer, con las medidas que os dejo en el esquema, consumí casi en su totalidad el metro de tela).
  • 2 pasadores o cierres de pichi.
  • Entretela.

Como os comento y podéis ver en el vídeo, es un DIY súper sencillo de seguir. El vestido simplemente está compuesto por dos piezas, sus vistas y los tirantes.

Lo  guay es que si aun no habéis empezado a utilizar vistas, es un buen momento para ver una de sus funcionalidades. Como veis, toda la parte del pecho y espalda queda perfectamente pulida por ellas y son perfectas para trabajar las partes curvas.

Si no fuera por ellas, para pulir las partes curvas hubiésemos tenido que hacer un doblez, y al estar cortado al bies, seguramente se hubiese deformado o hubiésemos encontrado alguna dificultad. De esta forma, todo queda perfecto.

Y vosotros ¿de que lado estáis? ¿Os gustan o preferís no saber nada de los pichis?